El futuro del Distrito de Tornquist tiene nombre y apellido

“En Tornquist no se trabajó pensando en el futuro”. Así se expresaba el candidato del Frente Cambiemos elegido por sus vecinos para ocupar el sillón de Laínez en el Palacio Municipal, que asumirá la intendencia del distrito para los próximos cuatro años: Sergio “Pino” Bordoni.

Sergio Bordoni

Después de 24 años ininterrumpidos de sucesivos gobiernos peronistas con más o menos aciertos, o errores según quien lo mire, la hegemonía del justicialismo se ha visto alterada por una brisa fresca y nueva que augura tiempos de cambio lo que ha llenado de ilusión y esperanza a una mayoría de vecinos de las distintas localidades que integran y conforman este distrito serrano.

Su hora, después de tantos años de lucha, ha llegado por fin “al cargo al que uno más aspira, sobre todo cuando uno quiere tanto a una localidad como la nuestra”, según sus propias palabras y, aún, reconociendo que son muchas las cuestiones a abordar en su nueva gestión, tres son los puntos que van a ser su guía: un necesario cambio en el perfeccionamiento tan necesario del sector turístico de esta comarca serrana, la generación de nuevos empleos que ilusione al conjunto de la población y continuar de forma gradual y constante con la construcción de viviendas que favorezcan en el bienestar y desarrollo progresivo del distrito cuya Intendencia asumirá a partir del 25 de diciembre.

Otra cuestión que tiene bien clara y en la que es determinante es la de no presentarse a la reelección una vez concluidos sus cuatro años de gestión en la función pública “porque quiero dedicarme a mi familia y porque no quiero eternizarme en el puesto”, según sus propias palabras.

En el balance que realiza sobre las anteriores gestiones municipales del, hasta ahora, hegemónico Partido Justicialista (PJ), incluida la actual del Intendente en funciones Gustavo Trankels, subraya que “después de tantos años de gobierno municipal, solamente se construyeron 24 viviendas sociales, lo demás fueron programas en los que el propietario ponía una parte y el municipio otra. Tampoco se previó comprar terrenos para seguir creciendo y los vecinos siguen reclamando casas, es decir, no se trabajó pensando en el futuro y la soberbia lleva a que los votantes se cansen. No se le puede mentir a la gente, y menos en un pueblo chico”. En este contexto aseguró que “una de las primeras cosas que impulsaré, a partir del 10 de diciembre, es la modificación del código de planeamiento urbano que nos permita conseguir tierras municipales para construir viviendas; por ahí pasa el mayor déficit de Tornquist como distrito, tanto en la cabecera, como en Sierra y en Villa Ventana. Estamos en un cuello de botella y así no vamos a crecer”.

Otro de los puntos fundamentales de su programa de gestión es la de fortalecer y fomentar el desarrollo del sector turístico del distrito y para ello “se unificará el área de Turismo. Se unificará y comenzará a funcionar en Sierra de la Ventana, a cargo de un licenciado en Turismo”, dijo, afirmando, a continuación que: “Sierra tendrá toda la importancia en mi gobierno. El desarrollo turístico tiene que venir desde ahí, porque si crece esta localidad, por decantación crecerán todas las demás”.

También agregó que: “debemos fomentar el turismo rural en el resto de nuestras poblaciones y que en su gobierno habrá un apoyo total a las fiestas que se llevan a cabo en el distrito, como la de Reyes, la de la Vendimia o la de la Golondrina”.

“Posiblemente a la Fiesta de la Vendimia debamos encontrarle un lugar en Saldungaray, donde está una de las bodegas. Y deberemos avanzar en la creación de una celebración similar en Tornquist, en el Parque Norte, que ha demostrado ser un lugar ideal para llevarla a cabo”, ha dicho.

Para concluir dijo: “No soy enemigo de nadie. Con Trankels hemos tenido asperezas y discusiones, pero creo que ambos queremos lo mejor para el distrito de Tornquist. Espero su llamado, porque debemos ir trabajando durante la transición”. Y añadió: “Mi celular no se apaga nunca; y los de mis funcionarios, tampoco. Y es así porque, en definitiva, nos debemos a la gente. Para mí, terminar nuestra gestión habiendo cumplido el 70% de lo prometido sería un gran logro”.

Hizo un repaso a la jornada electoral del pasado domingo en el que tuvo palabras de elogio para todos terminando con unas dedicadas a la flamante gobernadora electa de la provincia: “Eugenia Vidal fue la ganadora indiscutible”.